Campeona madrileña estrena Campus estival de Gimnasia Rítmica en Móstoles

Funcionará todo el mes de julio, desde el lunes próximo. Por semanas. En el Club Deportivo Estoril II, para socios y también para no socios. Es el sueño cumplido de Cristina Bravo, para disfrute de decenas de chicas y chicos que buscan algo más que un entretenimiento de verano. Hay plazas para alguna semana de julio.

Cristina Bravo, mostoleña, empezó en la gimnasia rítmica con 6 años, precisamente en el Club Deportivo Estoril II. “Parece que el destino me ha devuelto a casa”, dice. Tras un camino largo, de éxitos, desierto y aceptación. Porque llegó a lo más alto: el nivel absoluto, competir a nivel nacional. Fue campeona de Madrid “en varias ocasiones”. Pero las lesiones… la dejaron fuera de juego ¡a los 17 años! “La gimnasia rítmica es muy exigente a nivel corporal y ahora se intenta que sea menos agresiva y que las deportistas aguanten más.

Fotografia Oficial FMG

“Tocaba ver la gimnasia como técnico”

Superado el golpe de la retirada, Cristina se dio cuenta de que “no podía vivir sin este deporte”. “Tocaba verlo como técnico, así que empecé a formarme”, recuerda. Y desde entonces han pasado ya 10 años. Hace 6 creó el Club de Gimnasia Rítmica Parque Coimbra, empezó en un colegio y en un suspiro ha conseguido llevar pupilas mostoleñas a 5 campeonatos de España “con muy buenos resultados”.

En el último curso ha tenido casi 30 alumnas y ha funcionado en el Club Deportivo Estoril II. Allí será el primer Campus de Gimnasia Rítmica, que además de un sueño es una petición: la de sus gimnastas. “Me he visto segura para hacerlo”, dice. Y le ha ayudado “la confianza que ha proyectado en mí el poli (como se conoce cariñosamente al Club Deportivo Estoril II)”. Ella dice que es un premio a su esfuerzo por sacar la escuela del club adelante.

Más que entretenimiento

El campus está abierto a gimnastas, por supuesto, y también a novatos y novatas. Siempre que tengan espíritu deportivo, claro: “Es más que entretenimiento; es el desarrollo de unas cualidades y valores necesarios para este deporte”. Por ejemplo, compañerismo, “porque es un deporte muy exigente y es importante que no desarrollen rivalidades”. Y también coordinación, flexibilidad y más. Todo con un envoltorio lúdico y de diversión, por descontado.

Cree Cristina que la gimnasia rítmica sufre el calificativo de “minoritario” y que es “injusto”. “Hay muchas gimnastas”, insiste. Quizás sea cosa de que, en estos tiempos de culto a la facilidad, el esfuerzo y el sacrificio tengan peor prensa que el disfrute simple. Pero bueno eso lo digo yo, no esta joven campeona que está a punto de terminar otro camino sacrificado, que a ella le van los desafíos: la titulación en Ciencias Químicas.

El Club de Rítmica Parque Coimbra tiene Facebook y también Instagram para quien quiera ver evoluciones, informarse y apuntarse al campus. Será una gran experiencia.

Autor: RevistaVértigo

Contar historias Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco... Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *