¿Cómo se distribuirá la vacuna contra la covid-19 mientras no haya para todos?

Hasta ahora se había propuesto priorizar la vacunación entre sanitarios y personas con alto riesgo de enfermar, y el reparto por el tamaño de la población. Pero científicos de Oxford, Princeton, Georgetown, Latinoamérica y Toronto, entre otras universidades, han dicho que esas fórmulas para ser justos y equitativos con la vacuna no conseguirán el objetivo.   

La cuestión es peliaguda: ¿Cómo se va a repartir la vacuna contra la covid-19 mientras no haya dosis para toda la población? La propuesta de los científicos es distribuir primero en lugares donde la vacuna pueda evitar mayor cantidad de muertes prematuras. Esa sería la fase 1 del plan The Fair Priority Model, o sea la salud.

Con este objetivo en mente se deberían repartir las dosis primeras. Es una solución sostenible, porque posibilita que la población de hoy pueda salir adelante, sin cargarse la posibilidad de que las generaciones futuras puedan tener también una buena vida.

En la fase 2 mandará el criterio económico y social: “La pandemia ha devastado la economía global, con desempleo, recesión y pobreza. La economía y la salud están interconectadas, unas peores condiciones económicas dañan la salud” y a la inversa, según el texto de los científicos. Las dosis de la vacuna en esta fase tendrían como objetivo permitir retomar negocios y actividades cerradas.

Y en la fase 3 la distribución de la vacuna tendrá como prioridad reducir la transmisión comunitaria. En el informe los investigadores aportan sistemas de medición para repartir las dosis de la vacuna.

Nada que ver con el plan de la Organización Mundial de la Salud, que considera equitativo el reparto de vacunas para el 3 por ciento de la población de cada país, como si con el virus se pudiera afrontar con porcentajes idénticos en un mapamundi. Porque, como dicen los científicos, países con población similar están teniendo niveles muy distintos de muerte y devastación económica por la pandemia.

El plan más ético, a su juicio, es el que limita daños, beneficia a los desfavorecidos y reconoce un interés igualitario por todas las personas.

Envía un comentario