Comunidad de Madrid/ Liberada una potrilla maltratada por el dueño

Cuando vi a la potrilla en el perfil de twitter del 112 Comunidad de Madrid, con esas heridas generadas por una de esas correas que lleva sobre la nariz, supe que tenía que dedicarle unas líneas. El animal ya está liberado del maltratador.

Avisó un ciudadano y se presentaron en esta granja madrileña en Canencia, los Agentes Forestales y la Guardia Civil. En el perfil del servicio de emergencias no han podido ser más explícitos:

“El maltrato animal es una infracción, puede llegar a ser un delito y es, en todo caso, de sinvergüenzas”.

No sabremos si el dueño de la potrilla ha extraviado la “vergüenza” o no; lo que le falta es corazón y ojos en la cara para darse cuenta de que las cintas de la cabezada de la potrilla le estaban produciendo heridas graves.

Cárcel

Hay que recordar que hace dos años y medio un juzgado de Cáceres condenó a un vecino de un pueblo llamado Ceclavín a cinco años y medio de cárcel por 10 delitos de maltrato animal. Uno por cada burro o caballo que tenía en “condiciones higiénicas insalubres”, “esqueléticos” por falta de comida y agua, y con inflamaciones y heridas abiertas.

No nos podemos olvidar tampoco de aquel individuo que ya pasó 15 días entre rejas en octubre de 2015 por matar a palos a su caballo por los malos resultados que obtuvo en una competición.

Lectura obligada: Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez. Para que los niños no se tuerzan y para recuperar a mayores antes de que sea demasiado tarde. Con todo lo que hacen los animales por nosotros…

Envía un comentario