Covid en las residencias: 51 mayores muertos este verano, y vivos que se creen “abandonados”

Hoy se ha sabido que han muerto 51 mayores este verano en las residencias de la Comunidad de Madrid. Y que 33 de ellos fallecieron en septiembre. La segunda oleada de covid, en su maldito esplendor. La primera causó estragos.

Aquí dos casos simbólicos, de vida y tristeza. Una imagen espontánea, de una residencia de Móstoles. Y las palabras de una nieta que acaba de ser madre y que fue la última que abrazó a su abuela… hace 6 meses.

La nieta ha tenido a su primer hijo. Le encantaría que la abuela conociera al bisnieto. Pero no parece probable de momento. Es duro.

—Es duro no solo que no conozca al bisnieto, sino que no podamos abrazarla y que vuelva a sentir cariño, que la última que le dio un beso fui yo hace 5 meses.

—Desde entonces no hemos podido ni tocarla la mano.

Creyó que la habían abandonado

—Va mi madre a verla pero con dos mesas y un cristal por medio… Es muy triste.

—Y como no sabemos si ve bien y oye bien, no sabemos si es consciente de que están allí mi madre o mi tía, la que le toque ir.

—Durante el estado de alarma creía que la habíamos abandonado.

conversación covid en una residencia de mayores de Móstoles
Móstoles, Las Camelias, una imagen de la distancia en este tiempo maldito de covid

—Y con la mascarilla ahora, imagínate, ni las reconoce.

—Es un drama.

—Es una tristeza y no solo para los que han muerto. Tristeza para los que han sobrevivido también. Las secuelas psicológicas son horribles.

—Verte al final de la vida, después de lo que han sufrido esas generaciones, y verte sola, sentirte abandonada.

—En fin, yo rezo por volver a poder darla cariño y que sepa q la queremos, aunque haya pasado un mal trago, pero que sienta el cariño y que pueda conocer al pequeño…

La imagen

Un tuitero captó la imagen espontánea en los exteriores de la residencia Las Camelias, en Móstoles. Un hombre y una mujer conversan con un aparato telefónico o similar. Ella está dentro. Él en la calle. No sabemos su vínculo. Es una imagen simbólica de la distancia de este maldito virus. Como si estuvieran en una cárcel. Comunicación a través de un cristal. Sin palabras.

Envía un comentario