Cuando se aparece un halcón gerifalte en la terraza (y un autillo en el parque)

Fin de semana de aves protegidas en Móstoles. Espontáneo, eh, sin feria alguna por medio. Agentes de la Policía Municipal han recuperado dos ejemplares: uno grandote y uno pequeño. Un halcón gerifalte y un autillo.

El halcón gerifalte se apareció en la terraza de una casa de Móstoles el viernes. Los residentes avisaron a la Unidad de Protección del Medio Ambiente, que se presentó en el balcón y cogió al ave protegida. El gerifalte es el halcón más grande de todos, con una envergadura de 60 centímetros cuando es macho, y un metro y 30 cuando es hembra.

Su lugar es el Ártico y dicen los que saben que andan desubicados desde que ha subido la temperatura del planeta. Los expertos consideran a la especie muy vulnerable. la protegen tratados internacionales de aves migratorias y leyes norteamericanas. Ese estatus de protección es lo que hace que en el mercado ilegal el halcón gerifalte alcance hasta los 50.000 euros de precio.

La Policía Municipal entregó al halconazo en el Centro de Recuperación de Animales Silvestres y Fauna de la Comunidad de Madrid, que está en Tres Cantos.

Autillo en un parque

El domingo los agentes rescataron a otra ave protegida en Móstoles. En concreto un autillo en un parque entre las calles de Pintor El Greco y Velázquez. Lo más probable es que esta ave rapaz se haya caído de un nido. Ya está en manos de la asociación Briznal, ubicada en la Casa de Campo y dedicada al estudio y la conservación de rapaces nocturnas.

El autillo es el búho de menor tamaño: tiene unos 21 centímetros de envergadura y su peso no pasa de los 100 gramos. Tiene unas plumas que le permiten camuflarse entre árboles para que los depredadores le dejen tranquilo mientras descansa. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza califica al autillo como ejemplar en “peligro crítico de extinción”.

Autor: RevistaVértigo

Contar historias Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco... Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *