Cuando tu hijo o hija adolescente desaparece 48 horas (y es un juego)

La estupidez y las redes sociales son la fórmula de la nueva pólvora. Y no, no voy a hablar de la libertad de expresión. Viene a cuenta de ese desafío que vuelve a estar de moda, para desgracia de nuestros adolescentes y veinteañeros ignorantes.

El Desafío 48 horas es un juego sin gracia que corre por las redes sociales: consiste en desaparecer de casa sin avisar y hacer como si se te tragara la tierra durante dos días completos. Ni llamadas a los amigos, ni a la familia, ni dejarse ver. 48 horas de supuesta emoción y risa para los chavales que aceptan el desafío y 2 días de infarto para los padres que piensan que los hijos han sufrido un accidente o son víctimas de cualquier desaprensivo.

Un vistazo a webs como SOS Desaparecidos y las redes y los medios muestran que cada vez hay más chicas y chicos que se esfuman sin ningún motivo aparente y que vuelven al poco tiempo como si nada. La moda idiota viene de Iberoamérica, hizo furor en 2017 y ahora campa por España.

“Nominado”

La cosa tonta empieza cuando al menor lo “nominan” por las redes sociales y la persona aludida acepta. El objetivo es generar preocupación y miedo en casa y que los adultos lo busquen hasta el punto de que denuncien la desaparición y la foto aparezca en la lista de personas desaparecidas.

Hay un ranking: cuantas más personas busquen al menor más puntuación tiene en el desafío, cuanto más revuelo, cuantas más menciones, mejor. Las autoridades aconsejan estar pendiente del uso de las redes sociales en los menores. Y hablar con ellos para advertirles del peligro de sucumbir a modas peligrosas, como la del desafío.

Los adultos pueden denunciar la desaparición sin necesidad de esperar un día o dos. La cuestión es que haya un motivo de sospecha o un indicio de que la persona esté desaparecida y no en casa de un amigo y que se le haya “olvidado” avisar.

Las autoridades saben que estos desafíos son recurrentes: y que los hay en modalidades también de 24 y de 72 horas. Ahí está la polémica, y solo quería ponerlo sobre la página para los padres con chicas y chicos de 14 años en adelante.

Envía un comentario