Droga, sangre y billetes falsos, entre las misiones de los perros de la Policía Local de Móstoles

La Policía Local de Móstoles tiene perros que rastrean droga, detectan sangre y descubren billetes falsos, entre otras mil habilidades. Pertenecen a la Unidad Canina más antigua de la región, tras la de la capital. El último lunes de cada mes, de forma concertada, se los puede ver en exhibición.

En la última sesión han podido disfrutar de sus habilidades 15 personas con discapacidad de la Fundación Amás, y sus tres monitores. “Han podido ver cómo saltan y se mueven, cómo rastrean para descubrir droga” y más.

La ocasión era además ideal para mostrar cómo perros de asistencia “interactúan con personas de distintas capacidades”. La intención era que los chicos y chicas se pudieran acercar “a estos animales y que les perdieran el miedo y conocieran su utilidad”.

De hecho, la Unidad Canina de la Policía Local cuenta con “un perro especializado en ayudar a personas con discapacidad“. En otros lunes han sido escolares, por ejemplo, los que han acudido a ver cómo trabajan los perros de esta unidad que va camino de los 26 años de servicio. “Es una de las más antiguas del país“, dicen desde el Ayuntamiento.

Ahora mismo funciona con 10 perros y 5 agentes humanos que hacen de guías. En la exhibición última estuvo la alcaldesa, Noelia Posse. La Unidad Canina colabora con la Policía Nacional y la Guardia Civil en la prevención del consumo de drogas y el tráfico de estupefacientes.

Autor: RevistaVértigo

Contar historias Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco... Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *