El coronavirus se lleva por delante el acogimiento de verano de los niños saharauis en Getafe (y en el resto de España)

Lo que no habían conseguido las crisis económicas lo ha hecho el coronavirus. Triste logro: tras 17 años de continuidad, los más de 4.000 niños y niñas saharauis que pasaban el verano en España con familias acogedoras no vendrán este año.

—Getafe los echará de menos —ha dicho hoy la concejal de Cooperación, Nieves Sevilla, en referencia al programa Vacaciones en Paz—. Este es el primer verano desde 2003 en que los pequeños no van a compartir las vacaciones con las familias de acogida y los vecinos de Getafe.

¿Consecuencias? Una medible desde ya: los menores tendrán que pasar el verano en campamentos de refugiados de Tinduf, con más de 50 grados de temperatura. Por fortuna las autoridades saharauis en colaboración con varias oenegés españolas les ofrecerán un programa alternativo de actividades culturales y deportivas. Y también les harán en los campamentos las revisiones médicas que los niños y las niñas tenía durante su estancia estival en España.

Vacaciones en Paz es un programa que propicia a los niños saharauis una salida temporal cada año “de las duras condiciones en las que viven”. Y más:

—Cada verano se les realizan reconocimientos médicos que resultan imposibles en los campamentos. Se les proporciona buena alimentación. Se les fomenta el aprendizaje del castellano, como segundo idioma oficial. Se potencian los lazos históricos al concienciar a la población española sobre el problema que los refugiados saharauis viven desde hace más de 40 años —menciona la concejal.

Más los vínculos emocionales con las familias españolas, tan útiles y tan fuertes. Desde el Ayuntamiento de Getafe insisten en que el proyecto continuará y que se enviará ayuda humanitaria y comisiones médicas a los campamentos de refugiados.

—El pueblo saharaui vive confinado habitualmente en los campamentos de refugiados, desde aquí les enviamos toda nuestra fuerza y cariño, a sus autoridades, y a las familias de acogida por su generosidad y a los miembros de la Asociación Dah-Sid Ahmed de Amigos del Pueblo Saharaui de Getafe por su esfuerzo y dedicación en este proyecto —dice Nieves Sevilla.

Envía un comentario