La autopsia revela el asesino pegó al menos 10 puñaladas a su pareja y a su hija en Móstoles

La autopsia ha revelado que el hombre que asesinó a su pareja y a su hija en Móstoles el domingo les pegó al menos 10 puñaladas a cada una. El individuo, de nacionalidad búlgara, se quedó con los cadáveres entre seis y ocho horas. Y luego intentó suicidarse. Está en el hospital, detenido.

Cada detalle que se conoce del asesinato perpetrado en Móstoles es más estremecedor que el anterior. El hombre que apuñaló hasta la muerte a su pareja, Irina, y a su hija, Mariya, de 6 años, no tenía denuncias por violencia de género. La autopsia revela que Galin mató primero a su mujer, de 10 puñaladas como mínimo. Y después arrancó la vida a la niña, con el mismo arma.

En el vecindario escucharon una discusión fuerte como al mediodía del domingo. A esa hora pudieron producirse los crímenes, a juzgar por el tiempo que pasó el homicida con la mujer y la niña muertas.

Los investigadores dicen que la pareja estaba en vías de separación y que el asesino estuvo horas con los cuerpos de las dos fallecidas en casa. La mujer, siempre según los testimonios recabados por los investigadores, había contado a algunas amigas que el hombre era agresivo con ella y que se iba a separar.

El homicida avisó a conocidos de la familia de lo que hizo y se presentaron en la vivienda. Entonces descubrieron la escena macabra: la joven y su hija cosidas a puñaladas hasta la muerte. Los sanitarios no pudieron salvarles la vida, a diferencia de a él, que se intentó suicidar a puñaladas también pero, a la vista de los resultados, lo hizo con menos saña que con las dos víctimas.

Los hechos se produjeron en el 20 de la avenida Olímpica de Móstoles, en El Soto, un barrio muy poblado pero donde todo el mundo se conoce al menos de vista. De ahí que el crimen haya impactado de forma brutal en la zona, en el colegio de la niña y en todos los lugares por los que se movían.

En el barrio corre una frustración en voz baja: “Ojalá se hubiera matado él primero y hubiera dejado vivir a la mujer y a su niña”.


Autor: RevistaVértigo

Contar historias Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco... Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *