Madrid quiere prohibir que los viajeros beban o coman en el transporte público, para evitar el trajín de la mascarilla

La cuestión está en estudio todavía: prohibir que se coma y se beba en el metro y en el autobús, mientras dure la pandemia por el coronavirus. Lo ha transmitido el Gobierno de la Comunidad, a través de su viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, en una entrevista en Radio 5.

—Estamos planteándonos la modificación de la norma para evitar el consumo de alimentos y bebidas en el transporte público —ha dicho, con la intención de evitar que los viajeros se quiten la mascarilla o se la bajen ocasionalmente y el virus lo aproveche.

El viceconsejero ha adelantado también que están valorando hacer pruebas PCR a la población en los lugares donde se están produciendo más contagios por coronavirus. Porque el Gobierno regional calcula que el 70 por ciento de los afectados por el virus son asintomáticos, o sea que no saben que están contagiados porque no tienen los síntomas típicos, por lo que hacen su vida normal y pueden transmitírselo a otras personas.

Es lo que pasa con muchos de los jóvenes, que están siendo transmisores. El viceconsejero les ha pedido “que no se confíen” y les ha recordado que algunos jóvenes han pasado por el hospital y la UCI.

Volviendo al transporte público,, los usuarios piden a la Comunidad que haga lo posible para que no se produzcan las aglomeraciones de cada día, en el metro sobre todo.

Envía un comentario