Madrid retrasa el toque de queda a las 23, desde el jueves (incluida la hostelería)

El toque de queda en Madrid se retrasará una hora por la noche, desde el jueves 18 de febrero hasta el 1 de marzo. La reducción de las restricciones, decidida por el Gobierno regional, afectará también a la hostelería: cafeterías, bares, restaurantes y similares podrán abrir hasta unos minutos antes de las once de la noche. Los establecimientos no podrán admitir parroquianos a partir de las 22 y todos los clientes deberán abandonar el local con el tiempo suficiente para llegar a su domicilio a la hora del toque de queda.

El decreto publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid al respecto recoge que podremos recoger comida para llevar hasta las once de la noche y que los repartidores podrán llevar pedidos a los clientes hasta la medianoche.

35 por ciento menos de infectados

El Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso flexibiliza las limitaciones de movimiento y horarios, con la reducción de las infecciones por covid en los últimos días, de un 35 por ciento de promedio, según la Consejería de Sanidad. En los municipios del sur la bajada del coronavirus es desigual. Es la forma de que la hostelería no pague específicamente los rigores de la pandemia con sus toques y limitaciones de aforos.

Por cierto, que en el interior de los establecimientos se podrán reunir un máximo de 4 personas por mesa, y en las terrazas al aire libre podrán juntarse 6.

En comunidades autónomas donde las restricciones son más duras para los negocios, los hosteleros han recurrido la orden y algunos tribunales les han dado la razón: País Vasco y Castilla y León, entre otros.

17 de febrero de 2021.

Envía un comentario