MÓSTOLES/ “Cazados” al arrojar 18 frigoríficos viejos al río Guadarrama

La Policía Municipal de Mostoles ha “cazado” a 2 individuos que pretendían arrojar 18 frigoríficos viejos al río Guarrama. Los tipos o bien pensaban que el agua se lo traga todo, como en las películas de terror, o eran de los acostumbrados a usar el curso del Guadarrama como un vertedero, y no son los únicos. El caso es que los policías los pillaron en plena fechoría: tirando el primer frigorífico.

Los desaprensivos tendrán que afrontar una denuncia por infracción muy grave, al tratarse de un espacio con protección medioambiental. La sanción que tendrían que apoquinar será como mínimo de 31.001 euros, porque estas infracciones tienen penas económicas que podrían llegar hasta los 3 millones de euros.

Por lo que respecta a los frigoríficos, son residuos muy contaminantes y peligrosos, “por los componentes que utilizan en el proceso de refrigeración”, como han dicho desde el Ayuntamiento. De ahí la importancia de su reciclado correcto.

No es la primera

No, no es la primera infracción reciente que detecta la policía en los últimos tiempos. Ahí está el caso de un hombre que vertió aceite de motor, piezas de vehículos, plásticos, placas y faros en el entorno del río. En el mismo mes, en septiembre, los agentes pillaron a otro individuo que iba a arrojar los escombros de una obra, desde los sacos con ladrillos y similares, hasta los plásticos, tubos de ventilación y más, “todo altamente contaminante”.

Envía un comentario