Móstoles multará con 300 euros a quienes se bañen en las fuentes ornamentales

La Policía Municipal de Móstoles está reforzando la vigilancia de las fuentes ornamentales, por si el calorazo de estos días nubla la mente a algún vecino y se pega un baño peligroso. Recuerda que la multa por esta conducta es de 300 euros.

Los agentes avisan de que “está prohibido bañarse en las fuentes ornamentales”. Aducen que darse un chapuzón en uno de estos sitios “puede suponer un grave riesgo, porque las instalaciones no están preparadas para este tipo de uso”. La ordenanza municipal incluye sanción para este comportamiento: 300 euros.

Por si los bañistas ocasionales no se dan por enterados desde el área de Mejora y Mantenimiento de los Espacios Públicos han colocado carteles con el mensaje de que está prohibido el baño.

Joven succionado

Hay que recordar que Móstoles vivió un suceso mortal con un joven de 16 años y una de estas fuentes. No fue tanto por el alivio del calor, como por una travesura que tuvo el precio más alto: la vida del chico, succionado por el motor de la fuente. Lo traemos a colación por el hecho de que las fuentes ornamentales no están preparadas para que las personas las transiten, con o sin agua, con o sin calor.

La vigilancia se “intensificará” durante todo el verano. Y no solo de las fuentes. La Policía insiste, por ejemplo, en las precauciones con los cigarrillos que algunos arrojan al suelo sin mirar, y que pueden provocar incendios. O la basura que los incautos arrojan a sitios prohibidos, a veces simplemente fuera del contenedor, y que en el caso de vidrios, por ejemplo, pueden hacer efecto lupa y provocar una chispa y un incendio.

Autor: RevistaVértigo

Contar historias Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco... Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *