Mujeres y menores podrán bajarse de los buses nocturnos más cerca de casa aunque no haya parada

Las mujeres y los menores podrán desde ahora bajarse de los buses por la noche más cerca de casa.

Las 4o líneas nocturnas de autobuses de la Comunidad de Madrid harán cada noche las paradas que demanden los pasajeros menores de edad o mujeres.

El servicio estaba en prueba en algunos itinerarios. La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado hoy la aplicación generalizada en toda la red.

Condiciones: será en un punto que esté incluido en el itinerario de la línea y que sea en el ámbito urbano.

Los pasajeros deberán comunicar personalmente al conductor, con una parada de antelación, el lugar donde quieran bajarse. Y tendrán que bajarse por la puerta delantera.

Incluso en el ámbito urbano la novedad tiene condiciones: debe haber una acera con una anchura mínima de 1,5 metros, y el equivalente para la rampa si se trata de pasajeros en silla de ruedas.

El criterio del conductor prevalecerá: el bus no se detendrá a menos de 5 metros de una esquina, ni en un cruce, ni en una bifurcación. Tampoco lo hará en pasos de vehículos o personas, donde se impida la visibilidad. Ni en glorietas, medianas, isletas o pasos a nivel o lugares donde esté prohibido reglamentariamente.

La experiencia piloto de las paradas de autobús nocturno a demanda ha tenido 489 usuarios, el 95 por ciento mujeres, en Pinto, Valdemoro, Leganés, Fuenlabrada, Parla y Las Rozas.

A partir de hoy también en el resto de los municipios de más de 10.000 habitantes.

Envía un comentario