OCU/ Los mejores y los peores langostinos congelados del “súper”

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado una pareja de hecho -medio inconfesable- por estas fechas: Navidad y langostinos congelados del supermercado. Tras el análisis de expertos, han revelado las marcas mejores “y más sabrosas” y las peores. E insisten, para evitar equívocos: “Todas son perfectamente comestibles”.

Las 4 mejores, pese a la sal

Cuatro marcas en concreto destacan por sus buenos resultados, por este orden:

  • El Corte Inglés (11,23 €/kg)
  • Pescanova Rodolfos (14,95 €/kg)
  • Flete, de venta en Aldi (8,74 €/kg)
  • Ocean Sea de venta en Lidl (9,36 €/kg).

Las cuatro marcas “lideran la lista de los mejores productos analizados, sobre todo por su sabor, aunque tienen una cantidad excesiva de sal, un problema que comparten la mayoría de las marcas analizadas”, resumen desde la OCU.

Las 3 peores, por razones distintas

Hay 3 marcas que comparten una baja calificación global, si bien las 3 son “perfectamente comestibles”:

  • Auchan, de venta en Alcampo (8,81 €/kg), en el grupo de las peores por su elevado contenido en sulfitos.
  • Carrefour, tamaño grande (9,48 €/kg), en el furgón de cola, por su escaso sabor (a pesar del alto contenido en sal).
  • Costasur (11,63 €/kg), por incluir un colorante que, aunque está permitido por la normativa, OCU lo considera “inaceptable en un producto como este”.

Sin cadmio

Desde la OCU remarcan que “no se han detectado residuos de cadmio en ninguna muestra, que es el metal pesado más susceptible de aparecer en langostinos”. De hecho, el cadmio es “el motivo por el cual no se recomienda chupar las cabezas”.

“Y tampoco se han encontrado restos antibióticos, que se han buscado por tratarse de langostinos de cultivo”, especifican.

El tamaño importa

“El precio del langostino suele aumentar con el tamaño de la pieza”, perogrullean desde la OCU. La marca también hace de propulsión: “Los más caros son los que comercializan las primeras marcas (12,10 €/kg de media), mientras que los más baratos son los de marcas blancas (10,09 €/kg de media)”.

Marcas blancas y una advertencia

Desde la OCU sugieren las marcas blancas como “una opción interesante frente al langostino de pescadería (11,56 €/kg)”. Con todo, para quienes se decidan por el langostino de pescadería, los expertos aconsejan un lugar de confianza donde las respuestas sean creíbles: “Si el consumidor se decide por los langostinos de confianza y piensa congelarlos luego, debería asegurarse antes de que no se venden ya descongelados“.

Todo el informe detallado está aquí:

La descongelación, ese ceremonial

OCU destaca la relevancia de “una correcta descongelación para conservar el sabor y la textura“. El frigorífico y el tiempo son el mejor combinado. Y los peores, tan socorridos: la temperatura ambiente… y el grifo. “Lo ideal es colocar el producto sobre un escurridor o rejilla y esta sobre una bandeja; así se evita que el líquido que se desprende entre en contacto con el alimento”.

El microondas no es el peor enemigo, salvo que lo programes para minutazos a cascoporro y te marches; en palabras OCU: “Ojo, también puede hacerse empleando la función descongelar del microondas, pero teniendo cuidado de no pasarse de tiempo, pues se cocinarían en exceso”.

5 de diciembre de 2020

Envía un comentario