Setas y su recogida

1 Necesitamos cesta de mimbre y navaja. Corta la seta por el pie sin dañarla.

2 Se hará una primera limpieza en el propio monte, quitando tierra, hojas o posibles hierbas.

3 Jamás cojamos setas que no sepamos al 100% que son comestibles.

4 Lo ideal es limpiarlas según se llegue a casa y, dependiendo del tipo de seta, se pondrá mayor o menor cuidado, ayudándonos de un cepillo o un trapo mojado. En cualquier caso, si se trata de setas que han estado enterradas, no tendremos más remedio que lavarlas debajo del grifo con abundante agua fría.

5 La conservación varía mucho según la calidad de la seta. Cuanto más sana y joven sea la seta, más tiempo durará en óptimas condiciones. La mejor forma es guardarlas en la nevera en un trapo húmedo o bien congelarlas metiéndolas en bolsas herméticas.

[bc_random_banner]

Autor: RevistaVértigo

Contar historias Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco... Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *