Severa, una bisabuela inusual

La mostoleña Vanesa Fraile tuvo una bisabuela inusual e inspiradora. Severa, que así se llamaba, era “una maestra callejera”. “Se hacía cargo de aquellos niños que no podían ir a la escuela”, cuenta Vanesa en el libro con el que le hace un homenaje: “Severa, la contadora de cuentos”.

—Mi bisabuela era una privilegiada que sabía leer y escribir. Era un maestra callejera y sus aulas eran los secaderos y las calles de Madrigal de la Vera, en Cáceres —desvela Vanesa.

La autora presenta el libro este viernes en Móstoles, en la Taberna Gobana. En 2 pases, a las 19.00 y a las 21.00, porque las distancias sociales por el coronavirus han mermado la capacidad de los sitios y Vanesa quiere llegar a muchos lectores, amigos y también gente desconocida.

—Severa enseñaba a los niños a leer y escribir y les contaba historias que memorizaba y luego cambiaba a su antojo. Nunca sus historias tenían el mismo final —destaca la escritora.

El libro está disponible en la página de Facebook “Severa, contadora de historias”, y puedes encargarlo también por correo al precio de 19 euros escribiendo a vfrailecaliz1980@gmail.com. De cada libro, Vanesa destinará 2 euros a la investigación del síndrome de Sanfilippo, una enfermedad infantil degenerativa y mortal.

Envía un comentario