Más de 2.000 profesores dan positivo por covid en Madrid

Las 67.000 pruebas para la detección del coronavirus a profesores de la Comunidad de Madrid han arrojado más de 2.000 positivos. Entre 2.000 y 2.500, según ha desvelado este domingo el consejero de Educación, Enrique Ossorio.

Esos docentes tendrán que someterse de inmediato a otra prueba para confirmar el positivo. Los que vuelvan a dar positivo tendrán que quedarse en cuarentena, ahora que comienza el curso escolar. En concreto, el martes empezarán las clases los alumnos de infantil y primaria de los colegios de la región.

Según Ossorio, los afectados tendrán sustitutos interinos, que no se descontarán de los 10.600 profesores adicionales anunciados por el Gobierno regional para atender todos las clases, porque por seguridad las aulas tendrán un límite de 20 alumnos este curso.

El consejero ha contado que el porcentaje de positivos entre los profesores ha sido superior al 3,5 por ciento. Sobre la realización de las pruebas tan cerca del comienzo de las clases, Ossorio alegó: “Era una medida necesaria” y “los profesores se reincorporaron el pasado martes de sus vacaciones” y los tests empezaron el miércoles, con la presencia del 90 por ciento de los docentes y por tanto aglomeraciones y quejas.

Sobre la idoneidad de que el curso arranque en la Comunidad de Madrid entre positivos, rebrotes y sin vacuna, el responsable de Educación destacó: “España y Madrid no se pueden parar y la educación no se puede parar”. E insistió en que el curso empezará “de forma segura” y apeló a la “tranquilidad” de los padres y madres.

¿Que habrá contagios? “Es inevitable”, ha admitido, con la vista puesta en la experiencia halagüeña de otros países europeos: “Se ha cerrado algún centro pero el sistema funciona”.

¿Cómo se distribuirá la vacuna contra la covid-19 mientras no haya para todos?

Hasta ahora se había propuesto priorizar la vacunación entre sanitarios y personas con alto riesgo de enfermar, y el reparto por el tamaño de la población. Pero científicos de Oxford, Princeton, Georgetown, Latinoamérica y Toronto, entre otras universidades, han dicho que esas fórmulas para ser justos y equitativos con la vacuna no conseguirán el objetivo.   

La cuestión es peliaguda: ¿Cómo se va a repartir la vacuna contra la covid-19 mientras no haya dosis para toda la población? La propuesta de los científicos es distribuir primero en lugares donde la vacuna pueda evitar mayor cantidad de muertes prematuras. Esa sería la fase 1 del plan The Fair Priority Model, o sea la salud.

Con este objetivo en mente se deberían repartir las dosis primeras. Es una solución sostenible, porque posibilita que la población de hoy pueda salir adelante, sin cargarse la posibilidad de que las generaciones futuras puedan tener también una buena vida.

En la fase 2 mandará el criterio económico y social: “La pandemia ha devastado la economía global, con desempleo, recesión y pobreza. La economía y la salud están interconectadas, unas peores condiciones económicas dañan la salud” y a la inversa, según el texto de los científicos. Las dosis de la vacuna en esta fase tendrían como objetivo permitir retomar negocios y actividades cerradas.

Y en la fase 3 la distribución de la vacuna tendrá como prioridad reducir la transmisión comunitaria. En el informe los investigadores aportan sistemas de medición para repartir las dosis de la vacuna.

Nada que ver con el plan de la Organización Mundial de la Salud, que considera equitativo el reparto de vacunas para el 3 por ciento de la población de cada país, como si con el virus se pudiera afrontar con porcentajes idénticos en un mapamundi. Porque, como dicen los científicos, países con población similar están teniendo niveles muy distintos de muerte y devastación económica por la pandemia.

El plan más ético, a su juicio, es el que limita daños, beneficia a los desfavorecidos y reconoce un interés igualitario por todas las personas.

Un medicamento para la artritis evita muertes por covid en España

A falta de vacunas, bueno es un medicamento que reduce el riesgo de morir por la covid-19. Se llama tocilizumab y su uso común es contra la artritis reumatoide. Lo que ha probado un estudio observacional con 778 pacientes de 60 hospitales en España es que con tocilizumab se puede combatir al coronavirus sin ventilación mecánica, por ejemplo.

Durante la etapa más mortífera de la pandemia en los hospitales, decenas de pacientes lo tomaron con el resultado de que el riesgo de morir se redujo a la tercera parte. Logro que hasta ahora solo había conseguido otro medicamento, la dexametasona, en dosis bajas.

Inflamación pulmonar

Lo que hace el tocilizumab es reducir la inflamación pulmonar, causa de mortalidad en enfermos de covid. La eficacia es de un 40 a un 60 por ciento, para los afectados por hiperinflamación, según esta investigación basada en la recopilación de hechos, y no en un ensayo clínico (necesitaría más presupuesto y más meses).

En El País el jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas y coordinador de covid en el Hospital del Mar de Barcelona, Juan Pablo Horcajada, dice que el estudio es un “seguid, seguid, seguid”, una muestra de que el tocilizumab “va por buen camino”.

El estudio observacional lo ha publicado la revista Clinical MIcrobiology and Infection. Lo ha financiado con 8.000 euros el Instituto de Salud Carlos III. Y le dan cobertura organizaciones como la Red Española de Investigación en Patología Infecciosa. 

29 de agosto del 2020

Se triplica el coronavirus activo en centros de salud de Móstoles: Barcelona, La Princesa, Presentación Sabio…

El coronavirus se ha hecho notar en los últimos días en varias zonas de salud de Móstoles que habían tenido solo un puñado de casos en el anterior recuento epidemiológico de la Comunidad de Madrid. A la cabeza, la zona del centro de salud de Barcelona, con 34 casos de infectados que están en aislamiento, frente a los 9 afectados de la semana pasada. Los casos acumulados en la última quincena en este centro son 74 personas que ya han podido hacer de nuevo su vida normal.

Otro área de salud que han experimentado un subidón esta semana es el de La Princesa, con 33 casos activos de covid y 63 personas afectadas en los últimos 14 días. En el recuento de la semana pasada, La Princesa contabilizó 12 contagios.

Para multiplicación de casos la de Parque Coimbra, que de no tener ni un solo caso activo ha pasado a los 16 de esta semana y 43 casos ya superados en dos semanas.

Otra zona de salud que ha triplicado casos en Móstoles es Presentación Sabio que ha pasado de 8 a 23 infectados en aislamiento en la actualidad. Y ha tenido 51 casos confirmados en una quincena.

Las subidas comentadas dejan en un papel secundario, pese a los datos abultados, a los centros de salud que encabezaron la lista triste en semanas previas: Felipe II, con 24 casos activos y 67 en los últimos 14 días; y Alcalde Bartolomé González, con 29 infectados en cuarentena esta semana y 65 que tuvieron el virus y ya lo han pasado, en una quincena.

El Soto, tras la bajada de la semana pasada, alcanza ahora los 15 casos activos, esto es, el doble que los 7 del repaso epidemiológico anterior, y 42 afectados que lo han superado ya.

La zona de salud de Doctor Luengo Rodríguez también duplica los casos activos esta semana: 23, frente a los 11 del recuento previo.

Por tasa de incidencia acumulada en la pandemia completa, sobresale con mucho Parque Coimbra con sus 272 infectados (que supondrían 2.225 si se hiciera la proporción de casos por cada cien mil habitantes). En esta clasificación le siguen El Soto, con 387 casos (y 1.910 de proporción); Dos de Mayo, con 589 afectados (y 1.845); Felipe II, con 364 (y 1.769 de incidencia); Alcalde Bartolomé González, con 375 (y 1.746 de incidencia); La Princesa, con 291 (y 1.466); Barcelona, con 304 (y 1.450); Presentación Sabio, con 310 (e incidencia de 1.386), y Doctor Luengo Rodríguez, con 446 casos (y 1.126 de incidencia).

Si te cobran un suplemento por la covid-19, pide la hoja de reclamaciones: “Es un abuso y es ilegal”

El abogado Juan Luis Rodríguez esgrime la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que considera cláusula abusiva “la imposición al consumidor y usuario de bienes y servicios complementarios o accesorios no solicitados”.

—La tasa covid es tan ilícita como cualquier otra tasa que quisieran imponerte antes del covid; por ejemplo que te cobrarán equis céntimos porque el camarero te pusiera servilletas en la mesa, o por limpiar la mesa o porque los trajes de los camareros son de una firma y cobra un suplemento. No tiene sentido y además es ilegal —explica este abogado que ha emprendido una cruzada contra este abuso.

Hay sentencias que declaran nulas estas tasas o suplementos porque “es abusivo intentar cargar al consumidor o usuario un perjuicio que presuntamente se le ha ocasionado”.

—No está probado que tener menos mesas puestas le cause un perjuicio económico: no está demostrado si llenaría las mesas, si tuviera 20 en vez de 4 —explica.

A lo que están recurriendo algunos comerciantes es a subir directamente el precio de sus servicios sin argumentar nada. Peluquería: 50 céntimos más. Y así. Y, si acaso, aclararlo de forma verbal. Atención a los casos.

Hace unas semanas publicábamos que la Organización de Consumidores y Usuarios no veía ilegal la tasa si se anunciaba con antelación y si no era desmesurada. El abogado Rodríguez insiste:

—La tasa covid es ilegal y tarde o temprano la tumbarán los tribunales, si no es en España en la Unión Europea, que está mirando de verdad por los derechos de los consumidores.

Móstoles guarda un minuto de silencio por los fallecidos por la covid-19

Al mediodía las autoridades municipales y representantes de la policía municipal, los bomberos y protección civil han guardado un minuto de silencio en la plaza de España de Móstoles. Hasta el 9 de junio las banderas en los edificios municipales estarán a media asta en memoria de los fallecidos por covid-19.

—Todos han guardado un minuto de silencio que los asistentes a este homenaje han roto en un largo y emotivo aplauso en recuerdo de todos los fallecidos y en agradecimiento a los trabajadores de las distintas áreas que durante la emergencia sanitaria han sido clave para responder a las necesidades de la ciudadanía —describen desde el Ayuntamiento.

Es la forma con que Móstoles ha querido sumarse a la declaración de luto national “y recuerdo y respeto” a la memoria de los que han muerto por la covid-19.

Arroyomolinos homenajea el viernes a quienes nos han cuidado y protegido de la covid-19

La fórmula elegida para rendir tributo a los trabajadores de servicios esenciales en esta pandemia será una proyección de vídeo sobre la fachada del Torreón.

—Hemos preparado un vídeo mapping que recogerá todos los aplausos, abrazos y agradecimientos de los vecinos durante los más de 70 días que llevamos en Estado de Alarma —dicen desde el Gobierno local—. Será el agradecimiento de un pueblo a los sectores y personas que siguen luchando en primera línea contra la covid-19 y que estuvieron cuidándonos y protegiéndonos en los momentos de mayor intensidad de la pandemia.

El gran momento será el viernes próximo a las 22.30 y la proyección se podrá seguir en directo a través de las redes sociales del Ayuntamiento.

—Servirá también para mantener vivo el recuerdo a las víctimas que ha proocado el virus y mostrar el apoyo de todos los arroyomolinenses a sus familias —añaden.

El vídeo encadenará las fotografías que han mandando los vecinos al Ayuntamiento, dentro del proyecto de archivo que han hecho para conservar las imágenes de cómo viven el coronavirus de forma cotidiana.

¿Has sufrido “la tasa covid” en los comercios? La OCU dice que deben avisarte, antes de cobrártela

Un 58 por ciento de los propietarios de comercios ha gastado hasta 500 euros en adaptar el negocio a las medidas de seguridad sanitarias por el coronavirus. Y para amortizar el desembolso algunos comerciantes han empezado a aplicar una “tasa covid”, un suplemento en el precio, por ese concepto. De momento, lo han hecho algunos talleres, peluquerías, clínicas dentales y la hostelería, entre otros negocios.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) dice que es una práctica legal, siempre que el comerciantes avise al cliente de que le imponen este suplemento y por el concepto que es. Desde la organización recomiendan además que sea proporcional al servicio, y no como están haciendo algunos talleres que aplican hasta 60 euros de suplemento por la desinfección del vehículo.

—Cobrar al cliente por el coste extra de higienizar cada día el establecimiento o por desinfectar el coche antes de repararlo, puede ser exagerado pero es legal —dicen desde la OCU—. Podrían hacerlo también por poner a disposición del cliente el gel hidroalcohólico o guantes.

Para no considerarse un abuso denunciable, el comerciante tiene que avisar. Y sería conveniente -aunque no es punible incumplirlo- que ta tasa sea ajustada al precio del servicio y que el sobrecoste no se cargue por entero al cliente, sino que lo comparta también el profesional.

La Unión de Consumidores del País Vasco, por ejemplo, ha llamado la atención del cobro de 10 euros de “tasa covid” en algunas consultas odontológicas, sin aviso previo, y de 1,50 euros en las peluquerías, con aviso por escrito: es un suplemento para “poder seguir garantizando la máxima seguridad sin comprometer la continuidad del salón”.

Nuevo banco de alimentos en Arroyomolinos, violencia de género en Getafe y tablets para niños vulnerables en Móstoles

3.640 litros de leche y latas
Los vecinos de Arroyomolinos “en situación de necesidad” pueden acudir al nuevo Banco de Alimentos creado por el Ayuntamiento en colaboración con la Asociación Gastronómica Santa Marta y la Asociación de Mujeres Independientes de Arroyomolinos. Solo tienen que mandar un correo a alimentos.covid@ayto-arroyomolinos.org o llamar al número de teléfono 91 689 94 75, en principio en horario de 9.00 a 14.00.

El Banco de Alimentos arranca con 3.640 litros de leche de Central Lechera Asturiana, donados por la Corporación Alimentaria Peñasanta, y Discapacitados Asociados Marketing y Empleo, que han aportado latas. Los solicitantes recibirán alimentos básicos en packs, en función del número de miembros de cada unidad familiar y otras características similares.

—Desde que el 14 de marzo se decretara el Estado de Alarma y todo el país se confinara en sus casas y los negocios no considerados esenciales cesasen su actividad han sido muchos los vecinos, autónomos y empresarios de nuestra localidad que se han visto afectados por expedientes de regulación temporal de empleo, o incluso han sufrido pérdida de sus puestos de trabajo disminuyendo sus ingresos. Situación que, en muchos casos, les imposibilita cubrir sus necesidades básicas —dicen desde la Corporación municipal que, al completo, ha trazado el Plan Reactívate Arroyomolinos.

Confinamiento y violencia de género: 321 mujeres atendidas
La violencia de género se ha intensificado durante estos 2 meses del Estado de Alarma en Getafe. Las cifras: 468 intervenciones telefónicas; 87 contactos por Whatsapp o móvil; más de 20 atenciones de urgencia; 88 derivaciones a otros servicios, tanto del Ayuntamiento de Getafe como de la red. Se han realizado 90 seguimientos por confinamiento con el agresor; 17 seguimientos por víctimas con diagnóstico médico de COVID; y 63 intervenciones con víctimas en riesgo psicosocial.

2 psicólogas, 2 trabajadoras sociales y una psicóloga infantil han atendido a 321 mujeres.
—El confinamiento esconde una situación de violencia contenida, debido al encierro con el agresor, en esta línea nos estamos preparando para la desescalada, en que se espera que estos casos comiencen a salir a la luz —ha dicho la concejala de Mujer e Igualdad.

El Centro Municipal de Mujer e Igualdad atiende de nuevo de forma presencial a las víctimas de violencia de género y sus hijos, con apoyo jurídico, psicológico, social y para encontrar empleo, en la calle San Eugenio, 8 o en el teléfono 912080459.

—Si la mujer maltratada vive con su agresor y necesita ayuda, se recomienda que llame sin dudar. Tienen a su disposición el teléfono de atención a las víctimas de violencia de género, 016, que no deja rastro en la factura.

Tablets para la educación en casa
El Ayuntamiento de Móstoles ha empezado a entregar los 102 dispositivos electrónicos a colegios e institutos para que se los hagan llegar a los alumnos más vulnerables.

—Queremos garantizar así que todos tengan acceso a una educación pública de calidad durante el Estado de Alarma y que ninguno se quede atrás —han explicado desde el Gobierno municipal. Hoy han recibido las tablets los colegios Alfonso Rodríguez Castelao, Beato Simón de Rojas y Antusana. Con los días irán llegando a otros centros educativos públicos.


El Ejecutivo local espera llegar al menos a 153 menores, porque algunas familias compartirán las tablets entre hermanos. Va con una tarjeta de datos con tres meses de vigencia y la devolución se calcula para septiembre, momento en que los dispositivos se prestarán a otras familias. Telefónica ha donado 30 unidades y dos particulares han aportado sendos dispositivos también.

“Desescalada”, en una escuela de danza: “El cierre definitivo es la última opción… pero la considero”

A Paula, propietaria de la escuela de danza Paula García, el confinamiento le cogió con 140 alumnos y un proyecto rentable. Bajó la cancela un miércoles con la idea de que el cierre “durara 15 días, hasta el 26 de marzo” y han pasado dos meses. Ahora, en la “desescalada”, las escuelas de danza tienen que esperar a la fase 2, y Móstoles, como toda la Comunidad de Madrid, está en la fase 0,5.

—No sé si voy a volver a abrir. Hay mucha incertidumbre y no tenemos una normativa clara: las escuelas de danza no estamos en ningún epígrafe de la desescalada: ni somos gimnasios ni academias como las de inglés o refuerzo… Desde las asociaciones de escuelas de danza se ha elevado un escrito a Sanidad para saber qué debemos hacer —dice Paula, bailarina y emprendedora.

La Escuela de Danza Paula García está en el barrio de El Soto de Móstoles.
—Mi alumnado es gente de barrio, familias humildes, papás y mamás en Erte o sin trabajo: si me obligaran a disminuir el número de alumnos, tendría que subir las cuotas para que fuera rentable y quizás las familias no puedan pagar.

Lo que intuye:
—Cada bailarían tendrá que tener un perímetro de seguridad, los papás y mamás no podrán entrar, tendremos hidrogeles, habrá que descalzarse al entrar y ponerse el calzado de baile. Y reducir el aforo de forma considerable. Pero, claro, si ahora tengo grupos de 16 niñas, qué hago con grupos de 8 o de 5. No tengo horas ni espacios en la tarde para atender a todos.

Ahorros y ayuda estatal

La joven bailarina, mamá de una niña pequeña, vive ahora de los ahorros y de la ayuda del Estado por el cese de su actividad como autónoma. Nunca habría imaginado un parón así, con todo lo que ha batallado en estos 5 años y medio desde que arrancó.

—El cierre fue un jarro de agua fría, a mitad del mes de marzo. Esperábamos que iba ser de 15 días, pero se fue alargando y alargando… Y ahora tenemos que esperar a la fase 2 y la escuela de danza con alumnos amateur es un negocio que en el verano no funciona: en julio hacemos intensivos con maestros y para alumnos que se examinan en el conservatorio, pero en agosto siempre cerramos.

Casera “comprensiva”

Ahora mismo está preparando clases y cursos, y afrontando los pagos básicos. Por fortuna, su casera le ha dicho que no le cobrará alquiler mientras dure el estado de alarma.

—La propietaria es una mujer comprensiva y desde el primer momento me dijo que no me iba a pasar el alquiler de los meses en que la escuela estuviera cerrada por el estado de alarma—agradece—. De otro modo tendría que haber cerrado definitivamente.

—¿El futuro?
—Lo veo incierto. No sabemos ni cómo van a empezar los colegios y dependemos de los niños de los coles. Entiendo el miedo de las familias: si al cole van a poder ir la mitad de la clase y no se van a poder juntar, cómo vas a meterlos en una escuela de danza, que es un sitio cerrado.

—Y ¿entonces?
—Soy auxiliar de enfermería. Estuve trabajando varios años para poder abrir la escuela. Si no puedo reabrir la escuela, volveré a ejercer. El cierre definitivo es la última opción… pero la considero.

Cada mañana Paula se levanta con la ilusión de tener una noticia que le dé esperanza o le reduzca la incertidumbre.
—Profe, ¿sabemos algo? —le suelen preguntar las alumnas.

De momento, toca esperar.