España juega en la terraza de los bares de Móstoles

El Ayuntamiento de Móstoles ha dado permiso general para que los hosteleros de la ciudad puedan colocar televisores en las terrazas. Por la Eurocopa, para las semifinales y, si cuajara, para la final.

Continuar leyendo “España juega en la terraza de los bares de Móstoles”

Operaciones en pandemia: las especialidades médicas con más lista de espera y con menos

Traumatología es la especialidad médica con mayor número de pacientes esperando una intervención quirúrgica en estos meses de pandemia en España; 180.706 personas según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad. Son 9.172 pacientes más que el año anterior por estas fechas. La siguiente especialidad más concurrida es Oftalmología, con 140.587 pacientes. Y en el flanco opuesto destacan Cirugía Torácica, con 1.819 enfermos, y Cirugía Cardíaca, con 3.343.

En general todas las especialidades tienen este año más tiempo de espera para cirugía que el año pasado, por el coronavirus. La que ha crecido en plazo es Otorrinolaringología, en 66 días, lo que coloca a sus pacientes en un promedio de 174 días de tardanza desde la cita hasta la operación. Traumatología ha crecido en 64 días de retraso, y acumula 190 jornadas.

Cirugía Plástica: más de un año

No obstante, Cirugía Plástica es la que más fila tiene de personas aguardando turno: 388 días, o sea más de un año. Y para una neurocirugía, tan graves y delicadas, los pacientes tienen que esperar 211 días de promedio.

En Cirugía Cardiaca están en los 79 días de espera y en Dermatología el plazo es de 109 días, las más llevaderas ambas.

De entre las solicitadísimas, cataratas exige 123 días de pacientes, y varices, 170 días. Y juanetes, 188 jornadas de espera. Para los especialistas la primera consulta tampoco es fácil 115 días de media aguardando el turno, es decir 34 más que el año pasado por esta fechas.

Madrid: la más ágil

La Comunidad de Madrid es la más ágil en las listas de espera. El tiempo medio es de 42 días, frente a los 170 días del promedio nacional. 691.508 pacientes tenían pendiente, cuando terminó el primer estado de alarma, una intervención quirúrgica no urgente en la sanidad pública. Y un 33,8 por ciento llevaba en la lista más de medio año.

716.163 intervenciones

En los seis meses primeros del año el Sistema Nacional de Salud ha llevado a efecto 716.163 operaciones, un tercio menos que el año pasado en un semestre. Y eso gracias “al esfuerzo realizado” durante la pandemia, como resaltan desde Sanidad.

Castilla-La Mancha

Los administrados de García-Page, el de la “bomba vírica”, no deben de estar contentos con la demora media para operarse: 269 días de promedio, el más alto de España. Le siguen Cataluña (223), Andalucía (212) y Aragón (171). En el lado opuesto están Madrid, con 42 días, Asturias (52), Melilla (52) y La Rioja.

24 de noviembre de 2020

España, 6 meses en estado de alarma, confinamiento nocturno y sin salir de cada comunidad

El Gobierno de España ha aprobado el cuarto estado de alarma en democracia. Empezará con 15 días, desde esta tarde, pero aspira a 6 meses de duración (hasta el 9 de mayo). La razón es evitar que la covid llegue otra vez a las cotas de contagios, hospitalizaciones y muertes de la primera oleada de la pandemia.

El estado de alarma es la herramienta jurídica suficiente para que el poder ejecutivo pueda tomar las medidas que necesite sin el visto bueno previo del poder judicial. Por ejemplo: toque de queda desde las 23.00 a las 6.00, o sea restricción de cualquier movimiento salvo por causa de extrema necesidad.

Aunque el estado de alarma recuerde a confinamiento en casa, por lo ocurrido de marzo a mayo, solo es un marco sobre el que luego se aplican las medidas. Será un confinamiento nocturno: la policía vigilará las calles para evitar que haya reuniones sociales tras el cierre de la hostelería.

Cuarto estado de alarma
El Gobierno decreta el cuarto estado de alarma

El Ejecutivo delega en los presidentes de las comunidades autónomas el adelanto o el retraso del toque de queda en una hora, pero nunca eliminarlo. Y podrá restringir la movilidad en todo el territorio o por zonas dentro de la comunidad.

Una de las medidas previstas más polémicas es impedir la movilidad de ciudadanos entre comunidades autónomas mientras dure el estado de alarma: o sea, 6 meses. Salvo por cuestiones laborales o médicas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho que la situación es “extrema”, que el estado de alarma es “la herramienta más eficaz”. De esta segunda ola de la covid dijo que tiene características diferentes: menor letalidad, menor edad media y menor presión hospitalaria. De ahí que de momento, el confinamiento sea nocturno y no diurno.

“Cuanto más nos quedemos en casa…”, ha sugerido Sánchez, antes terminaremos con el estado de alarma.

Aquí en enlace al BOE

Artículo 5. Limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno.

  • Durante el periodo comprendido entre las 23:00 y las 6:00 horas, las personas
    únicamente podrán circular por las vías o espacios de uso público para la realización de las siguientes actividades:
    a) Adquisición de medicamentos, productos sanitarios y otros bienes de primera necesidad.
    b) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.
    c) Asistencia a centros de atención veterinaria por motivos de urgencia.
    d) Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales,
    institucionales o legales.
    e) Retorno al lugar de residencia habitual tras realizar algunas de las actividades previstas en este apartado.
    f) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con
    discapacidad o personas especialmente vulnerables.
    g) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.
    h) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada.
    i) Repostaje en gasolineras o estaciones de servicio, cuando resulte necesario para la realización de las actividades previstas en los párrafos anteriores.
  • La autoridad competente delegada correspondiente podrá determinar, en su ámbito territorial, que la hora de comienzo de la limitación prevista en este artículo sea entre las 22:00 y las 00:00 horas y la hora de finalización de dicha limitación sea entre las 5:00 y las 7:00 horas.

  • Artículo 6. Limitación de la entrada y salida en las comunidades autónomas y ciudades con Estatuto de autonomía.
  • Se restringe la entrada y salida de personas del territorio de cada comunidad autónoma y de cada ciudad con Estatuto de autonomía salvo para aquellos desplazamientos, adecuadamente justificados, que se produzcan por alguno de los siguientes motivos:
    a) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.
    b) Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales,
    institucionales o legales.
    c) Asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil.
    d) Retorno al lugar de residencia habitual o familiar.
    e) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con
    discapacidad o personas especialmente vulnerables.
    f) Desplazamiento a entidades financieras y de seguros o estaciones de repostaje en territorios limítrofes.
    g) Actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales.
    h) Renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables.
    i) Realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables.
    j) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.
    k) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada.
  • Sin perjuicio de lo previsto en el apartado anterior, la autoridad competente delegada que corresponda podrá, adicionalmente, limitar la entrada y salida de personas en ámbitos territoriales de carácter geográficamente inferior a la comunidad autónoma y
    ciudad con Estatuto de autonomía, con las excepciones previstas en el apartado anterior.
  • No estará sometida a restricción alguna la circulación en tránsito a través de los ámbitos territoriales en que resulten de aplicación las limitaciones previstas en este artículo.

“Eh, negro, vete a tu país”

Manuel ha nacido en el hospital antiguo de Móstoles. Tiene 27 años, un grado universitario y un contrato indefinido en una clínica. Manuel es negro. “Ni moreno ni de color”. Es viajero, deportista y adora su país, España. Desde el colegio ha sufrido mofas por su raza. Pero lo que más le sorprende es un fenómeno reciente: chicas y chicos jóvenes que por ejemplo cuando sale de fiesta le dicen al oído: “Eh, negro, vete a tu país”. Entonces se acuerda de aquel profesor retrógrado que al pasar en una excursión cerca de prostitutas negras…

—Íbamos de excursión, debía tener yo nueve o 10 años, y con el autobús pasamos por un sitio donde había un grupo de prostitutas negras. Mirar, las hermanas de Manuel, dijo. Y todos se rieron. Y yo también me reí, ahora lo recuerdo. Ah, mis hermanas, jajaja. Estaba tan acostumbrado a bromas de esas— dice.

[bc_random_banner]

A Manu* le encanta la gente, la música, la comida de España, “la libertad”, y no ha pensado siquiera en visitar el país de origen de sus padres, Guinea. Sus padres viven en España desde hace décadas, por cierto.
—Soy español como tanta gente blanca y aquí en España somos acogedores pero sorprendentemente me encuentro a gente que se mete conmigo—.

Le pasa mucho al salir de fiesta, con su novia, blanca, y sus amigas. Manu es alto, fuerte, viste bien, no pasa desapercibido. Hace tres semanas…
—Estábamos en plena Castellana de Madrid. Se me acercó una chica de veintipocos años y me dijo al oído Eh, negro, vete a tu país, y yo me quedé con ganas de decirle Si estoy en mi país. Jóvenes que antes estaban calladitos, pensaran lo que pensaran, ahora se sienten con fuerza como para decirte que te marches—.

“Porque soy negro piensas que mi padre y mi madre se tienen que llamar Bunga Bunga o algo así. Todos reímos, mi compa se puso colorada”.

Manu tiene un humor ágil y buen corazón, por lo que es capaz de sacar a la buena gente de trampas en las que se meten por desconocimiento. Como aquella vez en que una compañera…

—Me llevo muy bien con ella. Me vio los nombres que llevo tatuados en los brazos, nombres españoles, y me preguntó: ¿Quiénes son? Pues son mi padre y mi madre. Anda ya, dijo ella, no me tomes el pelo. Y yo le dije Porque soy negro piensas que mi padre y mi madre se tienen que llamar BungaBunga o algo así. Todos reímos, mi compa se puso colorada—.

Son rémoras de la ignorancia. El aprendizaje con Manu es fácil. Como aquel día en que jugaron a buscar expresiones del lenguaje que se siguen manteniendo, y que tienen connotaciones peyorativas, claro:
—Salieron varias: ¡me estás poniendo negra! ¿te crees que soy negro? Trabajas como un negro… muy graciosas todas—, sonríe.

[bc_random_banner]

En el trabajo todavía algún paciente, al verlo, prefiere elegir a otro sanitario. Y hay prejuiciosos que cuando ven un error en algún informe piensan que es cosa de Manu… Precisamente él, que es tan cuidadoso con el lenguaje. Ahora está haciendo un máster.
—Ya sé, ya sé: sí, soy el único negro allí, pero eso no tiene ningún significado para mí, es como si te dijeran cuántas mujeres hay, cuántas madres de tres hijos, cuántos… Lo que lamento es que la de la raza sea la causa que siempre se queda para después. Antes va la sostenibilidad, lo que sea…—.

Según escucho a Manu, me preocupa que mi hijo Dani, que tiene 4 años y rasgos filipinos-filipinos aunque ha nacido en España, tenga que sufrir las bromas de quienes no saben que uno de los valores más inspiradores y valiosos para el progreso del mundo es la diferencia. Peor para los ignorantes. Resistiremos.

*por deseo del protagonista, he cambiado el nombre y la edad.

Dilema del “prisionero” electoral

[bc_random_banner]

La policía de la democracia -a este paso habrá que crearla- arresta a dos candidatos electorales. Pongamos Pedro Sánchez y Pablo Casado. Son sospechosos de un delito aún no incluido en el Código Penal: no querer gobernar España. Y no hay pruebas concluyentes para condenarlos.

Los llevan a calabozos distintos y los agentes los visitan por separado para ofrecerles un trato, el mismo: si un político admite su delito y el otro no lo hace, el cómplice del DesGobierno será condenado a la pena máxima: dimisión (destitución, si se resiste). O sea, el que calla queda fuera definitivamente y el que admite la responsabilidad queda libre para ponerse a formar Gobierno, sí o sí.

Espera, que falta algo: los dos políticos saben que, si ambos admiten su delito -dejar a España en la estacada-, ambos tendrán la misma condena: deberán elegir otro candidato a su partido para formar el Gobierno que ellos no constituyen. Hay otro escenario aún: si ambos niegan las acusaciones -en plan “estamos haciendo todo lo posible”-, cumplirán la pena menor… para ellos: ir de nuevo a elecciones.

Esta versión politikón del Dilema del prisionero y la Teoría de los juegos ilustra a brochazos gruesos lo que puede estar pasando en la política española. En vez de admitir cada cual: Quizás no estoy haciendo todo lo posible para formar gobierno, aun a riesgo de que el otro haga lo mismo y por tanto queden los dos inhabilitados, lo que hacen los candidatos es buscar el punto más egoísta para el bien general: negar el “delito” y otra vez a elecciones.

[bc_random_banner]

El resultado de lo que uno elija depende de lo que haya elegido el otro y en esa indefinición se nos pasa la juventud que ya no tenemos. ¿Qué espera Pedro Sánchez de Pablo Casado? ¿Y Pablo Casado de Pedro Sánchez? Menciono a estos dos por ser los más votados y hacer mayoría.

La Supercopa de España en Arabia Saudí: con mujeres en la grada y todo…

[bc_random_banner]

Gente del deporte a la que Arabia Saudí le parece el paraíso del “aperturismo”… con 120 millones de euros de por medio, y permiso para las mujeres, iguales a los hombres por un rato. Una de lobos, ovejas y perros despedidos…

A la Federación Española de Fútbol le ha dado por utilizar su deporte “para transformar la sociedad”. Ahí es nada. Y la fórmula mágica que ha ingeniado es disputar la próxima Supercopa de España ¡en Arabia Saudí! Ehh, ehh, que lo tienen todo bien atado: aunque está prohibido en Arabia Saudí que las mujeres vayan a los estadios de fútbol, pues esta vez harán una excepción. 

En las semifinales y la final de la Supercopa de España “las mujeres podrán sentarse donde quieran, accederán en igualdad de condiciones”, han anunciado. Pues nada, volando todos a comprar las entradas para el Barcelona-Atlético de Madrid y para el Valencia-Real Madrid, con el extra de ir a hacer “aperturismo” a través del fútbol. Y así tres años seguidos.

[bc_random_banner]

Un detalle sin importancia: la Federación Española de Fútbol ingresará 120 millones en ese tiempo, la mitad para los clubes, que instantáneamente se pondrán en vena aperturista. Me recuerdan a cuando los lobos se acercaron a las ovejas para proponer paz entre ellos, en aquella fábula de Esopo. ¿Para qué proseguir con esta mortal lucha?, espetaron los depredadores. Los perros malvados son la causa de todo, con sus ladridos y sus provocaciones incesantes, se quejaron los lobos, que recomendaron: ¡Echadlos!, y así habrá entre nosotros paz y amistad para siempre. Las ovejas despidieron a los perros. Imaginad el final. 

Deseo que no vaya una sola mujer ni un hombre que se respete a sí mismo. Pero me da que esta vez mis deseos y la realidad irán por caminos divergentes…


Cuando gobernar (España o un pueblo) parece tan complejo como criar a un niño

[bc_random_banner]

Los estudiosos de la ciencia de la complejidad distinguen tres tipos de problemas: los simples, los complicados y los complejos. O sea, hacer un pastel con receta, enviar un cohete a la Luna o criar a un niño. ¿Qué hemos hecho entre todos para que un asunto simple como gobernar (España o un pueblo) se haya convertido en algo tan complejo como criar a un niño?

Los profesores Brenda Zimmerman, de la Universidad de Nueva York, y Sholom Glouberman, de la Universidad de Toronto, hicieron la distinción triple de problemas en los años 70. Y en Vértigo vemos la distinción más potable hoy incluso que entonces. Los estudiosos veían simples esos problemas comparables a preparar una tarta a partir de una mezcla preparada. Sería una familia china llevando el mejor bar de tapas castizas de la ciudad: asimilan unas cuantas técnicas básicas, las dominan y las posibilidades de éxito son elevadísimas, con disciplina, que les sobra.

Los problemas complicados se parecen más a enviar un transbordador a la Luna. Puede ser un encadenamiento de problemas simples, pero no hay receta como tal. Para el éxito, además de pericia y especialización, se requiere mucha gente y mucha tecnología. Abundan las dificultades imprevistas. Y la coordinación se convierte en una cuestión seria. Con todo, una vez que consigues mandar un pepino a la Luna… puedes repetir el proceso con otros y perfeccionarlo. Un cohete es un cohete es un cohete, como la rosa de Ezra Pound (y Mecano).

[bc_random_banner]

Y por último están los problemas complejos. O sea la política. Por qué. Pues porque a los asesores de los políticos les ha dado la gana. Complejo sería criar un niño. Puedes enviar un cohete a la luna y luego otro y otro. Pero criar un niño no te garantiza nada con el siguiente. Lo saben los maestros y lo sabemos los padres (especialmente los de familia numerosa como el que suscribe). La pericia es valiosa pero insuficiente. El segundo niño puede necesitar un enfoque distinto al primero. Y el tercero, ni te cuento. Muy propio de los problemas complejos: el desenlace es incierto, muy incierto. Como el de estas elecciones del 10 N, con lo fácil sería dejar a los algoritmos que pensaran por nosotros. Si ya lo hacemos en otras cuestiones.

Es posible criar un niño. Es posible gobernar: España o un pueblo. Para empezar, evitando que el asedio de problemas sencillos se convierta en una tragantona por despecho, desidia, hartazgo o el aquí estoy yo, que recuerda a cuando un amigo, escuchando tus sufrimientos con los niños te dice que a él sus perros le dan también mucha guerra.

10 N: ¿Qué es lo que no funciona en el sistema democrático en España?

¿Quién puede hacer qué, desde mañana mismo, para que haya Gobierno estable en España tras las elecciones generales del 10 de noviembre? Tú, yo, cualquiera… Urge inventiva, en lugar de esas encuestas que solo confirman que la mayoría no tiene ni idea de qué hacer y que tiene menos ganas de votar incluso que el mes pasado.

En negociación funciona ensanchar el espacio de entendimiento: hay más de una solución, no hay una sola aguja en el pajar… Quizás haya que empezar por entender “el problema”: ¿Qué es lo que no funciona? ¿La muerte del bipartidismo? ¿La aparición de nuevos partidos? ¿Los votantes, por no votar mayoritariamente a un partido, que es lo que la ley electoral favorece para formar Gobiernos? ¿Anda mal el sistema, por generar la paradoja de que se tengan que poner de acuerdo para cambiar las normas quienes no se ponen de acuerdo para gobernar? Y ¿cuál sería la situación ideal? ¿Que gobernara el candidato más votado, directamente? ¿Que hubiera acuerdo sí o sí?

Quizás esté bien preguntarse cuáles son las causas de que vayamos a las cuartas elecciones generales en 4 años. ¿Qué falta? ¿Qué sobra? ¿Qué impide que haya una solución? Analizar, más que criticar. El siguiente paso sería proponer recetas, remedios para la situación de singobierno actual. Ideas generales sobre lo que podría hacerse y lo que se hace en otros países. Y pasar a la acción.

La inventiva se lleva mal con la crítica hiriente y con los juicios prematuros. Cuantas más respuestas, mejor. Cuanto menos ego, mejor: lo mío y después lo mío… no funciona. No es o tú o yo, ni es el ya me estoy cansando y no voy a ir a votar… Desde Móstoles, desde Fuenlabrada, desde Arroyomolinos, Alcorcón, Leganés, Getafe, Villaviciosa… tenemos algo que aportar.