Familia y “buenas animaladas”, en los talleres sostenibles de Móstoles

La familia es una de las instituciones donde lo sostenible tiene mayor sentido: se trata de conseguir hoy lo que deseamos sin privar de la posibilidad de hacer lo mismo a nuestros hijos, nietos y bisnietos. De ahí el simbolismo de los Talleres Ecológicos en Familia que ha organizado Móstoles.

Continuar leyendo “Familia y “buenas animaladas”, en los talleres sostenibles de Móstoles”

Si vas a viajar fuera de Madrid este es el documento que tienes que rellenar

Comienza el cierre perimetral de la Comunidad de Madrid. Para salir a visitar familiares y allegados necesitas justificar el desplazamiento ante las autoridades. Aquí te ofrecemos el modelo de la Comunidad de Madrid que tienes que cumplimentar.

Desde las 00.00 horas de esta noche 23 de diciembre, hasta el día 6 de enero incluido la Comunidad de Madrid permanecerá cerrada. Solo se permite la entrada y salida para visitar a familiares y allegados. La Comunidad de Madrid ofrece este modelo para justificar esas visitas.

Cosas que te piden: Nombre y apellidos de las personas que se desplazan, el lugar de destino, la razón del desplazamiento o la relación con la persona que se visita. Más: los datos del familiar o allegado que se visita. Y un compromiso legal, que la información que se aporta no es ni inexacta ni falsa.

También puedes descargarlo aquí: bit.ly/3nOqHHS

Las reuniones en Madrid no podrán ser de 10 personas, sino de 6 personas y de dos núcleos familiares. Se recomienda el uso de mascarilla siempre que no se esté comiendo.

23 de diciembre de 2020

Cuentos de Navidad en Getafe

Llegan los Cuentos de Navidad al Teatro García Lorca de Getafe: “El gato con botas” y “Áureo”.

El sábado 26 de diciembre los vecinos que quieran podrán disfrutar del clásico ‘El gato con botas’. La función será a las 18:00 horas en el Teatro García Lorca. El domingo 27 en el mismo lugar y a la misma hora: ‘Áureo’.

‘El gato con botas’ narra la historia de Juana, regidora de un teatro que vive una sucesión de increíbles acontecimientos a los que tendrá que hacer frente. Llega el momento en el que se ve desbordada y cuando cree que está todo perdido, tiene lugar la inesperada aparición
de un gato, que conducirá a Juana a vivir una historia de cuento en la que ella pasará a ser la protagonista y en la que aprenderá que con ingenio, confianza y determinación, cualquier cosa es posible.


‘Áureo’ es belleza, armonía y plasticidad, y a la vez riesgo, tensión e impacto. Acrobacias de un alto nivel técnico se ejecutan en un espacio en el que las relaciones entre objetos y personas fueron calculadas con precisión y argumento. Nada es arbitrario. No hay historia, no hay nada
que contar, solamente crear en el espectador un atractivo hacia lo visual, el contraste entre lo acogedor y la incertidumbre de cada elemento, cada salto, cada caída.


La Agenda Cultural en Barrios de Navidad es esta:

sábado 26: ‘Los insectos contraatacan’ a las 17:00 y 18:30 horas, en el Local Social del barrio de Buenavista; y en el Espacio Mercado, a las 18:30 horas, el espectáculo ‘Burbujas Mágicas’.


Y el domingo 27 de diciembre, el barrio de Los Molinos acogerá en su Centro Social, a las 11:30 y las 13:00 horas, ‘Los insectos contraatacan’; y en el Espacio Mercado, a las 18:30 horas, se podrá ver ‘Menuda Magia’.

22 de diciembre de 2020

La colisión con 3 muertos en Móstoles se debió a una persecución “familiar”

Un encadenado de decisiones irresponsables de adultos ha dejado a una niña de 12 años sin hermana, sin madre y sin tío, y con 2 supuestos familiares en fuga, que irán a la cárcel por homicidio y omisión del deber de socorro, o algo peor si las emociones siguen desgobernándolo todo.

Porque hemos sabido que la colisión con 3 muertos en la antigua carretera de Extremadura, en Móstoles, fue el final extremo de una persecución “familiar”, según los indicios que maneja la Guardia Civil. En la madrugada del lunes, los servicios de Emergencias 112 certificaron la muerte de 3 ocupantes de un vehículo y los Bomberos sacaron del amasijo de hierros a una persona más, una niña de 12 años, herida en las piernas. Era el resultado de la colisión con otro vehículo que estaba a unos metros, volcado y… vacío. Los ocupantes se habían fugado a pie.

Lo que saben los investigadores, según adelantó El Mundo, es que la mujer y su cuñado, que terminaron muertos, fueron a por las dos hijas de ella a casa de los abuelos paternos, en Navalcarnero. Hubo una disputa y pese a la resistencia la madre y el cuñado salieron con las niñas en un Seat Leon. Tras ellos, en otro Seat León, les siguieron dos miembros supuestamente de la familia -que la Guardia Civil tiene identificados- y el desenlace fatal se produjo en la antigua carretera de Extremadura, ya en Móstoles.

Más allá de los hechos
Con unos pocos pero buenos aciertos puede uno tener una buena vida. Con un desacierto garrafal uno puede destrozar la vida propia y la de otros.

—¿Una discusión que termina en persecución? ¿Tú has perseguido a mucha gente en el coche? —me decía alguien de confianza—. Pues no.

Resulta que uno puede volver de cualquier parte en el coche una noche y se puede topar con una “familia” que se persigue a muerte en la carretera. Acogota solo pensarlo. Quiero creer que si alguno de los involucrados pudiera retroceder en el tiempo, habría tomado alguna decisión menos acalorada, al menos por el bien de las dos menores.

La Comunidad de Madrid propone un “confinamiento voluntario”

El consejero de Justicia, Enrique López, ha pedido a los madrileños que eviten «interacciones sociales innecesarias» como reuniones o encuentros familiares.

El Gobierno Regional ha descartado un confinamiento inminente y les pide a los ciudadanos que sean responsables y ofrece una fórmula: que se confinen de forma “voluntaria”.

El pasado viernes el consejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, pedía a los vecinos de los municipios más afectados que se “quedaran en casa”, sin especificar cuáles debían hacerlo. Hoy ha sido el consejero de Justicia el que ha ampliado esta recomendación a toda la Comunidad de Madrid.

Menos miedos: “¡Yo no soy marinera, soy capitana!”

La creatividad empieza por juntar dos cosas que no suelen ir juntas: tener menos de lo justo y ser feliz; no contentar siempre a todo el mundo y que te quieran… En Móstoles se han atrevido a juntar arte y familia. Los domingos por la mañana. Es gratis y empiezan ya con “¡Yo no soy marinera, soy capitana!”. Habrá un barco de cartulina y los niños de 5 a 12 años podrán “intervenirlo” y soltar miedos, sacar fuerzas…

El programa se llama FamiliARTE y ofrece visitas-taller para difundir la cultura y el ocio entre padres e hijos. Empieza este domingo 2 de febrero, en el centro cultural Villa de Móstoles. Y se repetirá los días 16 y 23 con la exposición de dibujo y pintura “¡Yo no soy marinera, soy capitana!”, de Almudena Castillejo.

Tras el recorrido por la muestra habrá un taller para que cada familia vuelque sus inquietudes, fortalezas, aficiones y miedos en un barco de cartulina, con dibujos, collages y otros elementos creativos. Es gratis y está pensado para familias con niños de 5 a 12 años. La actividad será de las 11.00 a las 13.00 y hay que apuntarse por correo electrónico (dinamizacionexposiciones@mostoles.es) o llamando al teléfono 916 493 791. Apresúrate que admiten solo 8 grupos familiares por sesión.

La creatividad ayuda a cambiar muchas cosas que damos por supuestas y que no funcionan. El deporte, los divertimentos digitales y hasta no hacer nada está bien, pero el arte ayuda a que nuestros niños piensen por sí mismos, que crezcan con un radar propio antimanipulación, y tengan criterio para saber distinguir entre la verdad y las patrañas que les esperan.

Aquí otra muestra de creatividad, de una exposición reciente en Móstoles: este libro envasado como la carne del súper. No era expresamente para críos pero la disfrutamos todos… Había poesía y se podía tocar ¡con guantes!

Quizás incluso se atrevan a seguir durante mucho años la senda de Alicia en el País de las Maravillas
—¿podría decirme qué camino debo tomar?—.
—eso depende en gran medida de adónde quieras ir— dijo el gato.
—no me importa mucho— respondió Alicia.
—entonces no importa hacia dónde vayas.

Sauna en familia por Nochebuena y otras tradiciones

¿Tienes una familia incombustible y quieres ponerla a prueba en estas fiestas? Saca billete a Finlandia: allí la tradición pone a la familia a sudar en la sauna por Nochebuena. Lo siento sobre todo por el peinado de la bisabuela…

En la tierra de Joulupukki, como llaman a Papá Noel en Laponia (Finlandia), el gentío celebra la Nochebuena con calorazo, y no es ni del asado ni del sol de medianoche. Se trata de la sauna, que allí disfruta la familia junta. Ideal para quienes les cuesta juntarse con la familia en estas fechas: el sudor del trámite (“vienes y te callas”) se confundirá con el sudor por la temperatura.

Para nostálgica, la Navidad portuguesa, y no solo por los fados. La tradición manda dejar una silla vacía por cada familiar que dejó este mundo recientemente. Es su manera de honrar a los fallecidos, con el plato puesto incluso. Lo llaman “consoada”.

Quienes prefieran el terror, mejor un billete para Austria. Muy propio para esquiar, para disfrutar de la belleza de los mercadillos… y para vengarse un poco de los críos más traviesos: por las calles te cruzarás con Krampus, un personaje diabólico de leyenda que persigue a los niños que se han portado mal y los asusta. Papa Noel hará como si nada…

Si quieres diablo y primavera por Navidad, tu sitio es Guatemala. Si te alojas en la casa de algún guatemalteco tradicional encontrarás el lugar más limpio que nunca, porque creen que los espíritus vengativos se esconden en los rincones. Con la suciedad que recogen hacen una fogata: quema del diablo, lo llaman, y los males se desvanecen. Por cierto, en Noruega no barren en Nochebuena, y no por falta de ganas, sino porque esconden las escobas para que los malos espíritus no se apoderen de ellas y las usen.

[bc_random_banner]

Y en Letonia hacen “mumming”, que consiste en tipos que se plantan máscaras de oso, lobo, cabra, caballo o directamente de muerto viviente y que van de casa en casa haciendo un Halloween tardío de comida y bebida en lugar de dulces. Todo para alejar el mal. Ah y para que los pongan de comer y beber en cada casa tienen que cantar y bailar sin que nadie los reconozca. Si los calan… deben quitarse la máscara y volver a casa. La fiesta se acabará para ellos.

¿Y en España? Pues lo que más nos gusta es juntarnos con la familia, protestar por el exceso de comida, quejarnos de que ya-no-echan-nada-en-la-tele, y comentar quizás una tradición incipiente: investir o no presidente del Gobierno de España o hacer otras elecciones, mientras Papá Noel se prepara para dejar algo a los niños. ¿Por dónde entrará?, pregunta mi hijo mediano. Y en mi cabeza dudé de si se refería al de Finlandia o al espíritu que encanece a cada inquilino de Moncloa.

No desaproveches la vida: los centenarios te dan 5 pistas

¿Cáncer? Nooo, yo me cuido. ¿Accidente de tráfico? Nooo, yo es que soy prudente. ¿Crisis? Nooo, yo estoy preparado… El humano es el único espécimen que cree que las sorpresas fatales del azar siempre van a ser para otros. Y, confiado, deja escapar la vida sin enterarse, como si las prioridades las eligiera su peor enemigo. “No tengo tiempo para la familia”, “no tengo tiempo para comer bien”, “no tengo tiempo para los amigos”, “no tengo tiempo…”. Algunas personas de más de 100 años han contado las 5 cosas que ellos harían de otro modo, si volvieran a los 30, los 40, los 50, los 60…

1.- Resulta que los centenarios desearían haber sido más valientes para ser fieles a lo que querían, en lugar de vivir la vida que otros esperaban de ellos. O sea, que vivas tu vida y no la que otros esperan. El otro día escribí aquí algo en esa línea y la gente con su inercia pasó de puntillas. Peor para vosotros.

Tiene que ver con las expectativas puñeteras: nosotros esperamos algo de la vida, algo que en realidad la vida no nos ha prometido. Y el entorno y el mundo en general espera algo de nosotros que supuestamente prometimos: poder, dinero, éxito… Tú síguele diciendo a tus niños que tienen que prepararse para ganarse la vida. Se les escapará la vida viendo la manera de ganársela.

2.- A los de más de 100 años les gustaría no haber trabajado tanto a costa de la familia y la salud. Eso: cuando te cruzas con gente que ha sufrido una enfermedad grave y ha sobrevivido notas que le han cambiado las prioridades: “Quiero que mi madre no sufra, quiero pasar un año más con mis hijos”… y otras cosas ¿sencillas? Prueba, antes de enfermar.

3.- A la gente centenaria le gustaría haber tenido la valentía de expresar más sus sentimientos. Tocar, que te abracen, percibir lo que sientes y lo que sienten los demás.

4.- A las personas con más de 100 años les da pena no haber mantenido el contacto con sus amigos. No tener tiempo: la gran plaga.

Y 5. A los centenarios les gustaría haber sido más felices.

El motivador Emilio Duró, excesivo y sentimental, nos contó ayer en una entrega de premios de la aseguradora Premaat que la cosa va de lo que esperas de la vida y no de lo que te pasa en la vida.

Puedes ser feliz teniendo lo justo, si no esperas nada, y puedes ser muy infeliz teniendo incluso exageradamente de todo, si lo que esperas de la vida es otra cosa o, peor, si no sabes lo que quieres ni lo que esperas.

Felicidades por haber llegado hasta aquí. La mayoría no tiene tiempo. Prefieren seguir zombieando al ritmo que marca la orquesta del averno: poder, éxito, dinero…

No cuento más de lo que dijo Duró porque se empeñó en que la charla fuera privada. Así es él. Dejo aquí rodando lo último, porque tiene que ver con el sentido de esta revista, de Vértigo: “Hemos perdido la capacidad de pensar”.

Derecho a tener una familia

“¡Es-mi-papá, es míiiio!”, dice Dani con toda la boca, para provocar a sus hermanos. Dani tiene tres años y lleva 2 en nuestra familia. En casa es uno más de cuatro hijos, a ratos el jefe pese a ser el más pequeño. Es nuestro hijo “del corazón” y, como él, hay muchos en las Casas de Niños de la Comunidad de Madrid esperando una familia de acogimiento. Es necesario y maravilloso. Quiero hoy precisamente, en las celebraciones por la Convención de los Derechos del Niño, resaltar uno: el derecho a tener una familia.

El trámite del acogimiento es sencillo: vas, llamas o escribes a la Dirección General de Familia de la Comunidad de Madrid, te emplazan a la reunión informativa más inminente y a partir de ahí, si te decides, emprendes un camino inigualable: ofrecer tu familia a un niño que ha nacido en desventaja. Porque es eso, un ofrecimiento, no es posesión.

[bc_random_banner]

A nosotros, tras un año y poco de espera, nos llegó el momento: fue precioso, por su reacción, como si lo hubiéramos soñado, pero, como no tiene porqué ser así siempre, no daré detalles. Lo que sí quiero decir es que Dani estaba muy bien cuidado allí, con un monitor de mañana y otro de tarde y otro los fines de semana, que tomaba las primeras marcas de alimentos, que estrenaba ropa y juguetes, que tenía pediatra en el mismo centro, y mucho cariño, pero le faltaba la referencia familiar.

La vida es paradójica: resulta que un niño superafectuoso como Dani no tenía una madre o un padre a los que abrazar, con los que jugar o a los que llorarles por las noches a deshoras, jeje. Se había criado en comunidad, como en un cole que dura las 24 horas, y desconocía la vida del exterior; le daban hasta miedo los cochecitos esos que hay en los centros comerciales.

Han pasado 2 años y, si no fuera por los ojos rasgados y esa tez preciosa como de verano eterno, nadie sabría que no es nuestro cuarto hijo biológico. Ahora él se busca en las fotos antiguas de los hermanos: ¿Y yo? ¿Dónde estoy en la foto en tu tripa?, le pregunta a mi mujer. “Tú eres del corazón, Dani”, le dice ella, con tal brillo amoroso que los hermanos tienen envidia, esos celos que te llevan a terminar con todos los críos colgados del cuello y al suelo.

[bc_random_banner]

No quiero enrollarme: solo deseo que en este día en que se habla de la infancia penséis por un momento en esos críos que tienen derecho a una familia como la tuya, como la mía, y de momento no existe. Atrévete. Ya sé, ya sé: “¿Y si te lo quitan?”, nos sueltan a veces, como un golpe bajo inconsciente. Nuestro acogimiento es permanente y tiene todas las garantías de la Comunidad de Madrid. La vida es misteriosa, difícil y estupenda. Y te sorprende. Y a los humanos nos gustan las sorpresas… las sorpresas que queremos. A las otras las llamamos problemas… pero esa es otra historia.

Fuenliexploradores

#Fuenlabrada El Ayuntamiento de Fuenlabrada te ofrece un buen plan familiar para este puente: los Fuenliexploradores/as.

¿En qué consiste? Son talleres para niños y niñas de 3 a 12 años, divididos en dos grupos de edad (3 a 5 años y 6 a 12 años), para el grupo de los/as más pequeños/as es necesario que acudan acompañados/as de un/a adulto/a y en el caso de los/as niños/as de 6 a 12 años, la asistencia de los/as padres, madres o tutores/as es opcional.

Ojo, porque es necesario inscribirse.

Aquí te dejamos el enlace para que lo hagas: