7 síntomas para no confundir una gripe o un resfriado con el coronavirus

El otoño-invierno siempre cargado de gripes y resfriados tiene este año un invitado alarmante: el coronavirus. Te damos 7 síntomas para que no confundas una gripe o un resfriado con el coronavirus. Y para que no te acogotes en los lugares cerrados, de ventilación medio justa y pistas equívocas.

Síntoma #1 Fiebrón

Las tres enfermedades van de virus: sars-cov-2 en la covid, rinovirus en los resfriados o catarrazos, y el virus de la influenza en el caso de la gripe. El cuadro clínico tiene similitudes y hay síntomas que los emparejan. Por ejemplo, la fiebre: es cosa de la covid y de la gripe. Y no se da en el resfriado.

Síntoma #2 Como unas agujetas

Se da con la gripe, ese típico dolor de todo el cuerpo. Y se produce con la covid, si bien esas molestias musculares son mucho más patentes. La fatiga y los dolores musculares tienen una importancia más marcada con el coronavirus. Los médicos dicen que se parecen a la agujetas, a un arrastrar el cuerpo, una pesantez con la que cuesta trabajo tirar de uno, moverse.

Síntoma #3 Algo te aprieta en el pecho

Otro de los 7 síntomas para no confundir gripe o resfriado con coronavirus es que el coronavirus se hace presente en las dificultades respiratorias. Quienes lo han sufrido dicen que es un síntoma que no se olvida: va más allá de sentir ahogo; es como si algo te apretara en el pecho, como si tuvieras un peso.

Por el contrario en la gripe no suele haber síntomas respiratorios; salvo en ocasiones, y eso es lo que puede inducir a confusión… hasta que uno piensa en ese peso: si no hay apretura en el pecho, lo normal es que no sea covid.

Síntoma #4 Vómitos o diarrea

La gripe suele presentarse de improviso, en plan me-acosté-bien-y-me-levantado-hecho-puré. Con la covid, el síntoma que se aparece como destrozón es el vómito o la diarrea, algo infrecuente en la gripe y el resfriado.

Síntoma #5 Algunos días más

Sí, la gripe se resuelve en una semana, todo lo más, mientras que la infección por coronavirus puede durar unas dos semanas de media. Y el resfriado común es casi anecdótico en duración, apenas 4 días. Duele la garganta, hay tos simple, estornudos… Pero con el coronavirus no hay nada de eso, ni estornudos, ni dolor de garganta.

Síntoma #6 No hay mucosidad y sí tos seca

Si aparecen mocos, no suele haber covid. El coronavirus no es de pañuelo. Es más de tos seca, incómoda y de las que duele y dura.

Síntoma #7 Pérdida de olfato y gusto

No es que toda aquella persona que pierda el olfato o el gusto tenga coronavirus, pero sí que es una pista clara de que pueda haber covid. Los sanitarios hacen memoria y recuerdan aquellos casos de marzo y abril cuando llegaban tantos pacientes que habían perdido dos sentidos así de golpe.  

Los más previsores y los más avisados ya se habrán puesto a estas alturas la vacuna de la gripe, sobre todo a partir de cierta edad y determinadas patologías. Es una forma de evitar la circulación del virus. Hay médicos que aconsejan también la vacuna del neumococo, una vez en la vida, para evitar complicaciones en estos tiempos ya de por sí de sorpresas y jungla.

7 cosas sobre la próxima pandemia: ¿Coronavirus? Nooo, una nueva gripe

Una niña tose cuatro o cinco veces seguidas en un supermercado verde del sur madrileño. Dos mujeres se apresuran a cambiar de pasillo. Se hace un vacío: de incomodidad. La niña es china. “Si llega a llevar mascarilla, hay carreras”, pienso. La OMS ha declarado la alerta mundial por el coronavirus. Es como las catástrofes económicas que se anuncian: rara vez llegan. El peligro real es una gripe inédita e imprevisible que se transmitirá del animal al ser humano.

En el Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles se veía el otro día a personas de distintas edades con mascarilla. Dos evidencias: la sobreinformación acogota, no tranquiliza. Y además hunde actividades económicas: en los mercados respiraron aliviados ayer al saber que el coronavirus se relaciona con el murciélago. Si a alguien se le hubiera ocurrido decir cualquier otro animal…

La Organización Mundial de la Salud (OMS) avisa de “riesgo permanente de pandemia de gripe”. Un nuevo virus gripal patógeno para el ser humano y que nunca le ha afectado antes.

1.- Habrá pandemia de gripe, la cuestión es cuándo
En 1918 una pandemia de gripe fue el evento infeccioso más devastador que se haya registrado en la Historia. Desde entonces ha habido otras tres pandemias: en 1957, en 1968 y en 2009 (H1N1). El riesgo de que un nuevo virus gripal se transmita del animal al ser humano y pueda causar una pandemia es real y es necesario prepararse.

2.-La gripe ya es un problema importante de salud pública 
Cada año hay 1.000 millones de casos en todo el mundo, de ellos entre 3 y 5 millones son graves y provocan entre 290.000 y 650.000 muertes por complicaciones respiratorias. La OMS recomienda vacunarse y tres mejoras: en la vigilancia, la preparación y el control.

3.-Estamos mejor preparados que antes, pero no es suficiente 
“Aunque se ha trabajado mucho para prepararse para una pandemia, todavía queda mucho por hacer”, admiten desde la OMS. Hacen falta sistemas de salud fuertes y robustos.

4.-Todos conectados
Los países y la OMS trabajan juntos para prevenir y detectar rápido la gripe y poder así responder.

[bc_random_banner]

5.-Necesitamos mejores instrumentos para combatir la gripe 
Se están desarrollando ya mejores instrumentos para prevenir, detectar, controlar y tratar la gripe, “por ejemplo, vacunas, antivíricos y tratamientos más eficaces”. La meta: “Hacerlos accesibles a todos los países”.

6.-Afecta a todos los países 
Con que un país se despiste, estamos todos apañados… Una de las metas principales de la estrategia mundial es “fortalecer las capacidades de todos los países” en vigilancia, respuesta, prevención, control y preparación. Cada país debe contar con “un programa sólido de lucha contra la gripe”.

7.-La preparación cuesta menos que la respuesta
“El costo de un gran brote de gripe superará con creces el de la prevención”, avisan. Una pandemia grave puede causar millones de muertes en todo el mundo y tener consecuencias sociales y económicas generalizadas. Mientras que prepararse cuesta menos de un euro por persona y año.

Y ahora a seguir pensando en el coronavirus. Y en la familia de esos ciudadanos chinos que están acabando con las existencias de mascarillas en las farmacias del sur.