La Policía Municipal ha atendido 4.504 casos de violencia de género este año en Móstoles

Una llamada de alarma y llegan a toda prisa: las patrullas ordinarias más cercanas, y el equipo de violencia de género, de paisano y que no se separa de la víctima. 4.504 actuaciones en lo que va de año.

Continuar leyendo “La Policía Municipal ha atendido 4.504 casos de violencia de género este año en Móstoles”

En el mercado: “Parece que estamos… en otro planeta”

Al llegar esta mañana a mi mercado en Móstoles, la imagen era sorprendente: polleros, charcuteros, pescaderos, fruteros… todos los comerciantes llevaban pantalla de protección, parecían sanitarios.

Este mercado tradicional formaba parte del reparto que está haciendo Protección Civil de material de protección contra el coronavirus en centros con gran afluencia de personas.

—Esta mañana hemos distribuido mascarillas quirúrgicas en la Galería Comercial Goya, el Mercado de Cuatro Caminos, el de la Constitución y la Galería Las Lomas. El reparto continuará esta tarde y en los próximos días en otros espacios comerciales —dicen desde el Ayuntamiento de Móstoles.

Mascarillas quirúrgicas y también pantallas protectoras. En el puesto donde yo estaba esperando un cliente comentaba asombrado: “Parece que estamos… en otro planeta”, al ver a su tendero de toda la vida con pantalla y mascarilla.

El material procede de donaciones de empresas, particulares y colectivos sociales.
—Se trata de que puedan seguir ofreciendo sus servicios con todas las garantías de seguridad —dicen—. Preservar la seguridad y la salud es una prioridad del Gobierno de Móstoles en las extraordinarias circunstancias que estamos viviendo.

Desde el Ejecutivo apuntan que el uso de mascarilla “no es obligatorio pero puede ayudar a contener el avance del virus” y que es bueno sumarlo a otras medidas de protección esenciales: lavado de manos, distancia entre personas…

Curiosidad: a la entrada de Goya un policía local me animó a coger una mascarilla de Protección Civil, porque la mía, de tela a cuadros y hecha en casa, no le parecía suficiente protección.